Sergio Massa’s tempos

Sergio Massa Un candidato en la encrucijada.

I am writting the article I would love to read and that is a bad sign. My skills as a political analist are poor. But let’s go and see how deep the rabbit hole goes.

Current Status

Massa’s struggle is an impossible task from the beginning: position himself second in a race of three, when he is the sole candidate that has no executive chair, with the gargantuan budget it comes with it. In Argentina this criminal practice is tolerated without further ado. And by reaching a second place he could dream with the presidential seat, even when he has a little chance. Continue reading

Transiciones

El español Adolfo Suárez El español Adolfo Suárez

La transición política en Argentina es una época temida y odiada. Apena. Sobre todo porque destroza la posibilidad de que un político madure en sus ideas. Los cambios son tan violentos y feroces que no existe un momento para la reflexión, para la explicación sobre por qué las cosas ahora son diferentes.

Continue reading

No quiere que festejemos

hqdefault

Me quedé atormentado. Me desperté sobresaltado y con la idea tremenda de que después de semejante paliza que recibieron los kirchneristas el clima electoral era taciturno, espeso.

Es raro. El domingo amanecimos con los diarios empapelados por las encuestas dudosas de Poliarquía, que ya dan por ganador a Scioli. Las encuestas no cubrían los distritos electorales de Santa Fé o Mendoza, pero el alcance nacional podía traccionar a favor de unos o de otros. Continue reading

El reloj y el futuro

pros_reloj

No me ha impresionado tanto el reloj de Apple: creo que es muy gordo. Y pesado. Y la batería no parece durar mucho.

Pero los relojes vuelven, as así, porque es muy cómodo tener algún tipo de indicador en la muñeca. Si tuviera uno en este momento podría mirar una pantalla más mientras escribo. Continue reading

Proyecto «Server Monitor» iniciando

image

Empezamos a conectar.

El proyecto Server Monitor:

La idea principal es armar un dispositivo que pueda monitorear los aspectos físicos de una computadora, reportar esos datos y permitir algunas acciones de administración básica, como prender y apagar un dispositivo, o al mismo servidor.

Temas a pensar

  1. De dónde recibe potencia? Del mismo servidor, o independiente? Se puede tener una batería que tenga algo de autonomía pero que se nutra del mismo servidor? Estoy mirando esto http://dx.com/p/fc-27-b-lm2596hvs-ad-power-supply-step-down-module-for-arduino-179700 y esto http://dx.com/p/1a-lithium-battery-charging-module-blue-205188 y esto también http://dx.com/p/tp4056-1a-li-ion-battery-charging-module-blue-4v-8v-215797 . Los resultados de esta búsqueda http://dx.com/s/arduino+charger largaron muchas cosas prometedoras
  2. Tengo una conexión con ethernet gracias a un módulo, y estoy tomando esto https://github.com/lucadentella/enc28j60_tutorial y usando librerías de acá https://github.com/jcw/ethercard
  3. Quiero una conexión de bluetooth, para que alguien que se acerca pueda tomar algo
  4. Conexión de serie con el servidor, que no tome potencia del USB para no sumar del charger… se puede? Tengo que poder derivar la conexión de serie para que pueda ser leída por otra computadora.
  5. Tomar valores de temperatura y de voltaje
  6. en algún futuro, proveer de una pantalla para largar datos. TFT, sería lo mejor!!!

 

 

Por qué creo que Android será el nuevo estándar, y no iPhone

Lo primero que tengo que aclarar, es que yo uso Android. Y nunca me compré un iPhone. En el 2007, cuando Steve Jobs sostuvo el iPhone recién creado yo pensé que todos los teléfonos serían así, como el que estaba mostrando. Como si estuviéramos conectados por algún hilo mágico, Steve le dijo a la multitud, segundos después, “Así serán todos los teléfonos”. Y tuvo razón. Yo estaba radiante de alegría, porque estaba frustrado por los aparatos de teléfono diseñados por la industria telefónica, que es miope y mezquina. Pero no me lo compré. Y me resistí a la tentación porque sabía que no quería caer en las garras del modelo de Apple.

El iPhone salió después de que Google anunciara que haría el sistema operativo de un teléfono, el Android, y que sería de código abierto, así que me imaginé que el teléfono de Google sería mejor para mi. También supe que Apple levantaría el límite en materia de diseño, y eso me puso más contento.

No aposté a que mi gusto personal marcaría el nuevo estándar, no estoy acostumbrado a eso. Yo estaba pensando en una herramienta para mi uso privado. Ni siquiera uso la versión de Android que distribuye Google, sino una versión que se llama Cyanogen creada por la comunidad que es mucho más abierta, y que está basada en el código abierto que distribuye Google. He recomendado en muchos casos el iPhone y creo que es una herramienta excepcional para mucha gente.

Déjenme contarles cuál es mi lista de ventajas que tiene Google sobre Apple:

La nube

Steve Jobs popularizó el término La Nube para sus usuarios cuando incorporó la sincronización sin cables a sus teléfonos y demás dispositivos móviles.Pero como gran mago, omitió decirle a sus fans que los usuarios de Google ya tenían esta maravillosa posibilidad, desde los primeros pasos de Android.

Infraestructura

La nube es un esfuerzo muy grande, representa la creación y el mantenimiento de una infraestructura global de servidores, conexiones y espacio para guardar los datos de millones de usuarios. Y son muchos datos. Apple no había tenido hasta ese entonces ninguna vocación universalista. No había pensado ser popular ni de consumo masivo, pero los muchos millones de dólares que están en juego fueron disuasorios y los metieron de lleno en el juego.

Su carácter universal

Además de ser un esfuerzo de infraestructura, la nube es un esfuerzo integrador. Debe estar disponible en la mayor cantidad de lenguajes que se hablan en el mundo, y no se trata de traducir, se trata de mantener un diálogo. De nuevo, Google está mucho más preparada para conversar con una comunidad que Apple. No desde el punto de vista humano, no se trata de ser más amigable. Como ejemplo, Google ha conseguido automatizar traducciones entre distintos idiomas analizando millones de documentos. Son nuestros datos, y nosotros los hemos publicado, y Google ha comprendido antes que nadie en la historia de la humanidad la matemática de masas. Estoy hablando de números en los que cada millón de cosas representa una pequeña fracción de lo que se analiza. Son números enormes que no son sintetizados como objetos más comprensibles sino que son analizados uno a uno por procesos que nunca se cansan ni se equivocan. Y en Google hay muchos mineros que se encargan de exprimir sus cerebros para crear nuevas herramientas que puedan extraer nuevos datos.

Seamos sociales

Aunque la red social de Google no parece levantar vuelo, Apple tendría que comprar a Facebook, y no simplemente asociarse, si quiere adquirir una fortaleza social que supere a Google.

La mayoría de los usuarios de Apple prefiere el correo de Google. De hecho, la asociación entre GMail y Apple es tan fuerte que no son pocos los usuarios de Apple que creen que GMail es el mail de Apple. Son remanentes del acuerdo que tenía Apple cuando en su primer iPhone el correo electrónico que usaban era el de Google. El enemigo en ese entonces era Microsoft, y Apple no tenía ninguna capacidad para prestar ese servicio.

Apple con su iPhone nos iluminó con el diseño desde el primer día, Google con su Android entendió desde el inicio que el nuevo teléfono sería ante todo una herramienta social.

Una cámara de fotos es una cosa que se ha quedado a mitad de camino si no tiene el botón de compartir. Cuando empecé a usar una computadora, el primer botón que extrañaba en una máquinas de escribir era el de borrar. Escribir tiene en su interior el concepto de borrar, y cuando las primeras máquinas de escribir lo incorporaron ya era tarde: el otro aparato había entendido mejor el proceso y ya estaba ofreciendo la opción de reorganizar un párrafo entero. Para cuando la máquina de escribir quiso ponerse a la par su existencia ya no tenía ningún sentido.

Si la red social de Google algún día se levantara para hacerle sombra a Facebook lo hará de la mano de los nuevos dispositivos. Hoy Google está incluso poniendo en jaque a Skype gracias a sus Hangaouts, que son conversaciones a través de Internet con voz y video, con la opción de que puede hacerse entre varios amigos y que puede además, publicarse en vivo. La última versión incluso detecta quién está hablando y lo pone en un tamaño preferencial, como si fuera un cameraman profesional.

Google hoy en día tiene más usuarios, más aparatos vendidos, vende más aparatos nuevos por día y uno sólo de los muchos fabricantes que hacen aparatos con Android, Samsung, vende más teléfonos que Apple. No es una predicción que me resulte tan difícil de hacer, pero demoré mucho este artículo porque siento que no me equivoqué al hacer de Google una opción personal, y sé que estoy influenciado por ese triunfo que inclina mi balanza de una manera desleal.

También está el factor Steve Jobs.  Me da mucha pena, sobre todo porque Steve era un gran capitán, tenía la capacidad de cambiar el rumbo sin que se sintiera como una traición. Tenía la capacidad de repensar las cosas. No era un gran innovador, pero tenía la inmensa capacidad de entender qué es lo que le gustaría a la gente. Para que se entienda bien, no era el tipo que viene siempre con una idea genial, era el selector que tomaba audiencia, el gran entendedor del talento de los demás. Y vamos a extrañarlo mucho.

Una cosa que me hace mucha gracia es que los usuarios de Apple extrañan la multitarea en sus teléfonos. Steve demoró mucho ese aspecto porque entendió dos cosas fundamentales: al público común no se le puede pedir que administre la multitarea con efectividad, y su sistema no está preparado para hacerlo de tal manera que no impacte en la duración de la batería. Sin multitarea sus teléfonos tenían más vida útil y rendían toda la jornada. De nada sirve un teléfono si no tiene batería.Esa clase de límites eran los que había aprendido Steve a ponerle a la industria, a los geeks que nos desbocamos en pos de maximizar la experiencia.

Pera ahora le toca a Tim Cook, el reemplazante, ofrecer una experiencia multitarea completa y no se anima. Ni siquiera en la última versión, que todavía no se distribuye, el tema de la multitarea está resuelto. Y los usuarios de Android, hace tiempo que la disfrutan a pleno.