Llueve

Y los bits no se mojan en mi conexión inalámbrica, y mis ondas se meten en cables sumergidos en el océano de luces que parpadean mis lazos con el mundo fuera de mi cuna.

El paraguas ha sido reemplazado por Internet. Qué felicidad! Siempre terminaba con los zapatos mojados, desde las rodillas para abajo.

The Geek Way

Te dicen que vale 100 y querés mostrar que no te sentís intimidado por la cifra: rápidamente revaluás a un número menor.

-No… debe andar en 86. (90 es demasiado cerca, 85 es demasiado redondo)

86 es un lindo número, porque si te tocó de segundo podés apoyar con 84, o con 87-88 si querés seguir la racha ganadora y al mismo tiempo dejar bien en claro quién manda.

Sería:

-Sí, 87, quizás 88, no más.

o la versión más sumisa:

-84 con suerte!

Todos dejamos bien en claro que no nos intimidamos con 100. La respuesta Geek del originante debería ser:

-Este está en 150 porque es la versión full-full

a lo que se responde con un

-aah!!!!!!!!!! de los más sumisos

o un

-ah! claro! de los segundones

y un

-Mi primo consiguió el full-full a 134

de los más resentidos.

Esta conversación es el modelo exacto, está expresada en porcentajes y será redondeada levemente hasta los 2 decimales.

El día que empezamos a odiar a los mimos.

En algún momento de su génesis eran seres respetados por la sociedad. Transmitían la sensación de cierta urbanidad. Seres de cara pálida y traje atemporal -en esa extrañísima época las calzas eran una medida de modernidad y atemporalidad, no sé por qué- que imitaban los gestos sobresalientes de los ciudadanos. Reirse de uno mismo era señal de urbanidad y muestra irrefutable de poseer una mente abierta. La mente abierta era el último grito de la moda.

Continue reading

Subir Bajar

Esoty parado frente a la puerta de los ascensores en la planta baja. Hay
dos botones: uno con una flecha que apunta hacia arriba, el otro lo hace
en la dirección contraria.

Toco la flecha para subir. Una luz dentro del botón titila. Se acerca
otra persona y toca el botón que va para abajo. Ahora los dos muestran
luces titilantes. Continue reading